martes, 23 de julio de 2013

Eurotrip 2013: Barcelona



Volviendo a las canchas después de hace como 1 mes. Pero un mes completo de nuevas historias, historias de reencuentros, de risas, de intensas emociones, de problemas, de intentos de hurto, de chistes y por sobre todo, de cosas nuevas descubiertas... el mundo es un pañuelo, secáte la transpiración, sacudilo y volvelo a usar porque se vienen 6 notas de lo más variadas, una cada 10 días descubriendo BARCELONA, PARIS, BUDAPEST, PRAGA, BERLIN y DUBLIN.... y todo empezó así, ¡con un reencuentro extraordinario!.

A lo correo certificado, desde Dublín le venía haciendo el seguimiento por el mundo a mi madre a ver si no se me terminaba yendo para Azerbaiyán, pero en términos de combate "el pájaro llegó al nido" y así fue como luego de un viaje de unas 20 horas, con una escala en Buenos Aires, mi vieja llegó a Barcelona donde desde ese momento cultivó un callo en el dedo de tantas fotos que sacó, es que como dijo durante todo el viaje "todo es raro... mirá que divino eso....no puedo creer".

Por mi parte, la dejé caer en tema un día, mientras yo metía horas en el laburo a lo sabueso porque iba a tener 3 semanas esta vez sin ver un euro, así que me sometí a hacer 20 horitas entre lunes y martes, para ya el miércoles en la tarde ir al aeropuerto, empezaba la aventura para mi con mi vieja, mi última gran meta en Irlanda y se iba a complicar ya, en el mismísimo aeropuerto de Dublín.

Al entrar al control de seguridad me paran por la bombilla del mate, colas y colas de gente y yo le entré a hablar al hombre escaner, ese que tiene los ojos peor que pendejo fisurado de counter strike, le digo "bo es una bombilla", el tipo dudaba y ahí me mandó a su sabuesa, "¿que es eso?" "una bombilla, siempre paso con ella" "¿para que es?" "para tomar té (si me pongo a hablar del mate no me voy más)" "¿té?" "si, pongo la bombilla en un vaso, le pongo té adentro y tomo, siempre paso y nunca tuve problema", ahí fue cuando luego de juntarse los dos hombres escaner de las maquinas de al lado y debatir sobre mi bombilla (ya me veía o que perdía el vuelo o sacrificaba la bombilla que tengo hace 7 años), ahí decidieron pasarla sola en una caja gigante para chequearla. Juro que sentí como que estuvieran violando a mi mejor amiga, ahí inofensiva, sola, muchas manos sobre ella...pobre bombilla.

El viaje en Ryanair fue para variar una poronga, pero bueno, bonito y barato no se puede así que es lo que hay valor me dije, y sabiendo que tenía a mi vieja cerca en 2 horas no me importaba nada.

Al llegar a Barcelona, para variar preguntas y más preguntas en migraciones, pero pasé tranqui si total iba por 2 días. Al salir, mi ilusión, ¡reencontrarme con mi vieja después de unos meses!... pero ella no estaba, buscaba esa peluca bermeja que saltara por algún lado y nada che, así que con mi ya vasta experiencia en problemas de terminales me atravesé toda la terminal y me fui a la otra, al llegar... ¡nada! "¡pero la puta madre loco donde está mi vieja!", ahí texteé a mi tía y me confirmaban que estaban en la otra de la cuál ya venía yo, se ve que ellos pasaron en el auto cuando yo iba a lo mula arrastrando la mochila hasta la terminal de poco uso esa.

Lo mejor, en esa caminata de unos 200 metros, veo una peluca saltando que viene en su pique explosivo de cámara lenta con eso si, una sonrisa de oreja a oreja y los brazos abiertos a lo alas de águila en mi encuentro y yo, pa no dejarla colgada pobre Marian y más la emoción de verla de nuevo, entre con mi trote galope, luchando con los 10 kilos de mochila, a correr para encontrarla en lo que sería un super cinematográfico encuentro.

La gente miraba y ahí la abracé, "hola peluca".... y ya nadie precisó decir nada más.




Me encontré con Beatriz, Mario y su perrita, todos juntos charlando de todo un poco nos fuimos en el auto hacia Badalona, era rarísimo estar con mi madre en la otra punta del mundo ahora, que alegría.
El día estaba precioso, una temperatura envidiable realmente pero ahora más allá de madre y todo eso, lo que importaba era ver el partido, Uruguay debutaba contra Croacia en el mundial de la sub 20 y personalmente lo que más me interesaba en este partido debut era ver a un amigo de las redes de Piriápolis, a Felipe "Varilla" Avenatti vistiendo la 20 de la más linda de todas, la celeste.
No fue el mejor debut, pero Uruguay, mundial, madre, mate y todos hablando en español, fue una tarde-noche ideal.

El jueves, al amanecer, armamos el mate y nos fuimos caminando con mi madre por ahí, a pasear, comprar alguna cosita que precisaríamos para el viaje pero principalmente para estar solos y charlar, tantas cosas para contar, que loco estar acá juntos nos repetíamos.

A la uruguaya compramos cosas como para el fin del mundo en un super, y nos fuimos a sentar a la plaza a armarnos media lunas dulces rellenas que tanto le gustan a mi madre, en el primer mundo si, pero nunca perder la esencia de la sencillez uruguaya.
Pegamos la vuelta para el regreso de Beatriz y los tres, nos fuimos a hacer lo más importante para mi estando en Barcelona..... ¡¡¡¡ir a la playa!!!!
No fue la mejor calidad ese día, pero ta bueno esto de que anden casi todas en topless no está nada mal, habrá que ir de nuevo a la playa en Badalona o Barcelona, o alrededores da lo mismo.

Acomodamos todas las cosas al volver entre mate y mate, nos despedimos de Beatriz, Mario y Jorge, y arrancamos a Barcelona para encontrarme con mi amigazo Diego "el dulce" Martinez y su novia Laia, quienes realmente tienen un corazón tremendo y una disposición genial para todo.
Tarde y a las corridas por la entrega de un laburo nos recibe dieguito con una sonrisa gigante, ¡un fenómeno!, dejamos las cosas y el nos pide mil disculpas porque tiene una horita más para liquidar un laburo y ya después nos vamos a comer algo, "tas loco" le digo, "vos hace tus cosas tranquilo y no te apures que nosotros tenemos tiempo, tranqui"... mientras tanto fui a habilitar una Guinness de algunas que le compré para que mi vieja la probara por primera vez, le gustó aunque no era como la mismísima Guinness que se sirve acá.

Liberados de sus obligaciones nos fuimos los 4 al restaurant uruguayo de El Clot, a partirnos la boca con unas empanadas y bueno, infaltable un flancito y una torta de almendras en mi caso.
Que bien que pasamos.





Nos despedimos de Laia que madrugaba y siendo la 1 de la mañana más que merecido el descanso tenía pobre, y nos quedamos una horita más tranqui con el dulce ahí charlando.
Nos fuimos a la parada y arreglamos para vernos si Dios quiere, en setiembre pero esta vez acá en Dublín donde voy a tener el enorme placer de tenerlos esta vez, yo como anfitrión... ¡ojalá puedan venir!

Bondi hasta plaza Catalunya y otro hasta el aeropuerto, llegamos con tiempo de sobra, todo el mundo durmiendo y yo aproveché una madre que me acompañaba y la usé de almohada un ratito, y ella más que contenta de hacer de madre un poco también.
Algunos dormían, otros ya desesperados hacían la fila y otros, ponían tarros de Pringles y jugaban a los bolos con soportes de valijas.... lo dije y lo vuelvo a decir, el pasajero de avión en un aeropuerto es el indigente de elite más claro que pueda existir en este mundo.

Así fue como sobre las 6 de la mañana, preocupados por el tamaño de la valija que nadie ni midió ni peso, subimos al Ryanair con destino París..... pero esta ya es la siguiente historia, croissants, mate y Torre Eiffel, Disneyland y mucho más.








Juan Patrick


"La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible." 
Arthur C. Clarke (1917-?) Escritor inglés de ciencia ficción


miércoles, 17 de julio de 2013

EUROTRIP 2013




Llegado hace unos días del Eurotrip con mi madre, ella acaba de llegar a Uruguay hace unas horas, yo sigo ordenando fotos y procesando el viaje pero en estos días ya empezaré con las historias por país.



Juan Patrick